martes, 16 de abril de 2013

PIB Venezuela 2013, Según el FMI

El Fondo Monetario Internacional había pronosticado en octubre pasado un crecimiento de 3,3% para este año, por lo que el nuevo dato significa una profunda reducción de la meta. El ajuste a la baja se debe al "declive del ritmo del gasto fiscal", así como a expectativas de una bajada del consumo por la reciente devaluación monetaria y un "endurecimiento" del control de cambio.
Las economías de Latinoamérica y el Caribe, con "la notable excepción" de Venezuela, mantendrán su senda ascendente gracias a una sólida demanda externa y pese a los riesgos globales, indicó el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Según el informe semestral Perspectivas Económicas Globales publicado hoy por el Fondo, la región seguirá creciendo, aunque en vez de cerrar este año con un avance del 3,6 % como se esperaba en enero, lo hará con uno del 3,4%, que irá seguido de una mejora del 3,9% en el 2014. La agencia de noticias Efe reporta que los datos certifican la buena salud económica de la región tras el crecimiento del 3 % de 2012, con unos niveles de inflación estables, en el entorno del 6%, y un déficit por cuenta corriente también constante en líneas generales por debajo del 2% del PIB.
La agencia DPA reporta que el país con peor actuación económica de toda la región éste y el año próximo será, según el Fondo Monetario Internacional,  Venezuela, para la que pronostica un crecimiento de apenas 0,1% al cierre de 2013 y de 2,3% el año que viene. El organismo considera que esa "desaceleración aguda" se debe al "declive del ritmo del gasto fiscal", así como a expectativas de una bajada del consumo por la reciente devaluación monetaria y un "endurecimiento" de los controles de cambio, según el Fondo. El organismo había pronosticado en octubre pasado un crecimiento de 3,3% para este año, lo que significa una profunda reducción de la meta.
La inflación que estima el FMI para este año es de 27,3%, muy por encima de la previsión del gobierno venezolano de 20%. Para 2014 el organismo considera que los precios subirán un poco más, al situarse en 27,6%. Por su parte, La tasa de desempleo se prevé que cierre este año en 8,1%, mientras que la esperanza es que se reduzca hasta 7,8% para 2014. Igualmente, la meta del superávit por cuenta corriente será del 6,2 % este año y del 7,7 % en 2014, según el Fondo Monetario Internacional.
El informe se publica en el marco de la reunión conjunta de primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial (BM) que se celebrará esta semana en Washington y que acogerá también una nueva cumbre de ministros de Economía y bancos centrales del G20.
El gran cambio de las previsiones del FMI, lo protagoniza Brasil, que crecerá este año medio punto menos de lo que se esperaba en enero, con un avance del 3%, por encima del 0,9 % de 2012. Pese a los contratiempos, la economía brasileña conseguirá crecer un 4 % en 2014. El Fondo Monetario Internacional apunta a que la mejora en Brasil en el 2013 frente al año anterior ha estado motivada por las políticas expansivas internas y las medidas para aumentar la inversión.
En el caso de México, el FMI no ha cambiado sustancialmente sus previsiones y espera que la economía del país se desacelere desde el 3,9 % de 2012, hasta sendos 3,4 % en 2013 y 2014. La economía mexicana, por su parte, mantendrá su ritmo estable de crecimiento gracias "a la confianza de los empresarios y consumidores y la fuerza de las exportaciones".
Un año más, el Fondo Monetario Internacional recuerda que no se fía de la calidad de los datos de crecimiento e inflación provistos por el gobierno argentino, especialmente después de que en febrero el organismo censurara al gobierno de Buenos Aires por no tomar medidas para mejorar el cálculo de los datos. Los datos oficiales indican que Argentina crecerá entre el 3 y 3,5 % este año y el siguiente, al nivel previsto por los analistas privados. Sin embargo, el gobierno argentino cree que la inflación rondará el 10 % y los consultores privados opinan que los precios están creciendo alrededor del 25 %.
"El crecimiento se moderó en América Latina y el Caribe en 2012, pero la demanda interna sigue siendo sólida", indicó el informe, que recuerda que eso ha aumentado los déficit por cuenta corriente, pese a que los precios de las materias primas ha subido para compensar ese desequilibrio en países con fuertes sectores exteriores.
El Fondo Monetario Internacional indicó que en el caso de Chile, México y Perú, el crecimiento ha sido fuerte, aunque se moderará en adelante. Chile y Perú mantendrán los niveles de crecimiento que registraron en 2012, con el 4,9 y 4,6 % de Chile en 2013 y 2014, respectivamente, y el 6,3 % y 6,1 % de Perú en el citado periodo.
"En el Caribe los desafíos políticos son más acuciantes porque el crecimiento todavía se ve frenado por altos niveles de deuda y débil competitividad", indica el informe del FMI. Los países del Caribe pasarán de crecer un 2,4 % en 2012 a un 2,2 % este año y un 3 % de media en 2014, especialmente por el mantenimiento de los flujos de turistas.
Las economías de América Central seguirán también creciendo en 2013 y 2014 al límite de su potencial, alrededor del 4,5 %, "apoyadas por el fortalecimiento de las exportaciones y las remesas, pese a que puede ser necesaria consolidación fiscal en algunos casos".
El Fondo Monetario Internacional advierte, no obstante, que "siguen dominando" los riesgos a la baja, sobre todo si se produce un giro en las condiciones de financiación externa y los precios de las materias primas y recursos naturales no son tan favorables. Recuerda, en ese sentido, que el enfriamiento de las economías china, rusa o india, puede tener fuertes repercusiones en Latinoamérica.